Siguenos en:

Muchos de los fenómenos que ocurren en la naturaleza son tan complejos que no se pueden estudiar con métodos matemáticos exclusivamente, deben ser valorados mediante ensayos experimentales, a través de modelos físicos a escala reducida o de tipo analógicos.Los métodos matemáticos plantean soluciones con modelos matemáticos casi siempre idealizados.

El modelo físico a escala reducida (modelo hidráulico) representa un objeto real o prototipo tal como un fenómeno, una estructura o máquina y cumple ciertas condiciones matemáticas definidas, los resultados óptimos obtenidos en cuanto a aspectos de funcionalidad, estabilidad y economía de las estructuras por construir justifican plenamente su utilización.

El empleo de un modelo hidráulico implica establecer un programa definido de investigación experimental sobre todas las variables que intervienen, en forma particular o en grupo.

Frecuentemente el estudio en modelos hidráulicos se emplea como ayudas en el diseño, al permitir la visualización del flujo (en tres dimensiones) y posibilitar  la obtención de cierta información numérica. La implementación de un modelo físico requiere tener un parámetro claro del fenómeno a estudiar.